El Tour de Francia 2014 no podía haber comenzado peor

El Tour de Francia no podía haber arrancado peor en su comienzo en tierras británicas. Y no por los 2 millones de personas que salieron en tropel para disfrutar, por primera vez en su vida, de una carrera de las dimensiones del Tour, tampoco por la excelente participación de este año, que salvo colombianas excepciones, tiene a lo mejor del pelotón internacional. El horrible comienzo de Tour ha sido únicamente culpa de Mark “Bad Boy” Cavendish.

Mark Cavendish, tantas veces campeón de etapa que ni siquiera debe saber cuántas ha ganado. El que para mí, y pese a Kittel, sigue siendo el hombre más veloz impulsado por su propia fuerza, la ha vuelto a liar. En una maniobra estúpida, sin sentido, de puros nervios, Cavendish embistió al australiano Simon Gerrans para irse ambos al suelo a 100 metros de la meta.

Hombro dislocado y Mark Cavendish se queda sin ser el primer británico en vestirse de amarillo en Inglaterra. Hasta su madre le estaba esperando en la meta para llevarse el ramo de flores a casa. Y sin embargo, Mark le regaló la vergüenza de una maniobra estúpida que le restó todo el brillo a un público británico excelente, tanto por número como por respeto al paso del pelotón. El público italiano y español podría aprender de ellos, nadie corrió al lado de los ciclistas poniéndoles en peligro, respeto.

Al final, no fue Mark Cavendish el que saludó de amarillo a los futuros reyes de Inglaterra, que habían hecho los honores al Tour de estar al comienzo y al final de la etapa. Fue el terrible alemán, Marcel Kittel, quién estrujó las lechosas y reales manos británicas.

No todo fue negativo, por supuesto, ver una de las últimas fugas de todo un clásico como Jens Voigt, la brutal arrancada en pleno sprint de un gigante como Fabian Cancellara, que en mi opinión, fue quién reventó al Omega y puso nervioso a todo el equipo, incluído a Cavendish, aunque a este no le hacían falta más nervios de los que de por sí llevaba encima.

Tal vez he sido muy negativo con el título de este artículo, pero sinceramente, la maniobra de Cavendish no me ha dejado más alternativa que describir así este inicio de Tour. Lo positivo, que ahora solo puede ir a mejor.

Notas al pie: Mala suerte para, Andrew Talansky, que por un pinchazo ha perdido prácticamente todas su opciones a la General.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: