Consejos para pedalear con lluvia de forma segura en la ciudad

Ser ciclista urbano tiene muchos Pros, aunque también algún que otro inconveniente, sobre todo cuando llueve. Si nos pilla desprevenidos, y no tenemos dónde resguardarnos, los riesgos de caernos o de llegar calados a casa se multiplican. Como precisamente ayer me cayó una buena manta de agua encima, os cuento un par de cosas sobre cómo evitar peligros y pedalear más seguro a pesar de la lluvia.

Si puedes, anticípate a la tormenta.

Hay muchas aplicaciones para smartphone que te permiten conocer de antemano el tiempo que va a hacer al día siguiente. “El hombre del tiempo no siempre acierta…” De acuerdo, pero nos dará una idea aproximada del frío, del viento, y de la posibilidad de que llueva. Yo utilizo Eltiempo.es, sobre todo porque ofrece predicciones por hora y suele acertar bastante.

Lleva ropa a conciencia.

Salir en bici por la ciudad implica llevar mochila o bandolera. Si hueles lluvia, lleva encima un chubasquero, un pantalón impermeable y protección para los pies. Hay muchos sistemas para protegerse de la lluvia, pero de este modo evitarás mojarte el 99% de las veces. Lo mejor es que el chubasquero transpire, ya que inevitablemente nuestro cuerpo suda y si evitamos mojarnos por fuera para llegar mojados por dentro, no hacemos nada.

consejos pedalear con lluvia por la ciudad
Foto: Cicloesfera.com

Algunos aconsejan llevar una gorra con algo de visera, y lo cierto es que viene muy bien, sobre todo porque conseguirá que la capucha no nos quite demasiada visión lateral, y además nos librará del agua en los ojos.

Los pantalones, sobre todo si son vaqueros, y los pies mojados, es otra cosa a evitar. Un pantalón impermeable es barato, y en invierno nos lo podemos incluso poner por encima del habitual si llueve para quitárnoslo al llegar a nuestro destino. Y además, complementar con algo que nos empape los zapatos y los calcetines, será vital para no pillar resfriados.

Consejos de Seguridad sobre piso mojado.

Luces, luces y luces. Siempre tenemos que llevar luces delanteras y traseras para que nos vean. Las condiciones de visibilidad bajan mucho con lluvia, y no nos la podemos jugar.

Modera la velocidad y no frenes de forma brusca. Anticipar cualquier problema es la base para no tener problemas con lluvia, aunque también sin ella, y para ello tenemos que controlar nuestras ansias de correr.

Pedalear con lluvia en la ciudad
Foto: Ciudadano00.es

Y por último…

Cuando llegues a casa dale un repaso a la bici con un trapo y aprovecha para dejarla limpia y engrasada. Lo peor que le puede sentar a una bici es la humedad. Los componentes se oxidan y podemos tener problemas en la transmisión, frenos e incluso en la integridad del cuadro.

Con un poquito de cuidado y sentido común. Pedalear con lluvia puede ser toda una experiencia para seguir disfrutando de nuestra bici para desplazarnos por la ciudad.

Si tenéis vuestros propios trucos, o advertís que me he dejado alguno, dejadnos un comentario para complementar la info 🙂

Anuncios

One Comment

Add yours →

  1. Zuri Aguirre 28/04/2014 — 2:14 am

    Qué chido!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: